El Freestyle, furor para los turistas en Argentina

Más allá de que evidentemente cualquier actividad deportiva que pueda ser desarrollada sobre la nieve tiene sus propios atractivos, siempre hay alguna de ellas que podemos definir como que se encuentra de moda, y en este sentido, actualmente en Argentina y en los demás países de Sudamérica que son alternativa a la hora de esquiar, como Chile, lo más practicado por los usuarios es, indudablemente, el Freestyle.

Concretamente, esta modalidad del snowboard mediante la cual las personas que quieren disfrutar de la nieve lo pueden hacer sin atarse demasiado a las reglas del juego, les permite sentirse bien más allá de sus habilidades, y el número de practicantes ha crecido hasta tal punto, que ya se han inaugurado incluso centros directamente pensados para esta disciplina en la mayor parte de las estaciones de esquí importantes de Argentina.

Además, este deporte, o al menos esta variedad del mismo que se conoce desde hacer aproximadamente medio siglo, no había experimentado hasta ahora el auge que por otra parte también le debe a la exposición que muchos de los principales centros turísticos tienen en Argentina, en esta parte del año, pero también los europeos, cuando las estaciones se invierten.

En cuanto a la historia del Freestyle, podemos destacar que la mismísima Federación Internacional de Esquí ha reconocido como un deporte el estilo libre en 1979, siendo que además la disciplina fue estrenada en 1980 y el primer Campeonato Mundial se llevó a cabo en 1986 en Tignes, Francia, siendo luego bastante tradicional en el resto del mundo.

Otra de las claves que permiten el asentamiento del Freestyle como una disciplina practicada por miles, es que ofrece a los turistas la posibilidad de adentrarse en sitios que comúnmente no son utilizados para los deportes, motivo por el cual muchos de ellos aún mantienen su nieve virgen, y de ese modo, pueden disfrutar doblemente de las travesías.