Esquí: Estilo libre

El esquí a estilo libre se compone de 3 modalidades:

  • Figuras: esta prueba consiste en realizar giros a una velocidad muy elevada y en pistas con irregularidades, tanto del tipo de valles como de montículos. Se valora la calidad y técnica de los giros, los saltos y la velocidad del ejercicio.
  • Ballet: es similar a la disciplina del patinaje artístico. El programa consiste en una serie de saltos, giros y pasos deslizantes que se armonizan con una composición musical. Se valora la dificultad técnica, la coreografía y la ejecución. El tiempo máximo de duración es de 2,15 minutos y se realiza en pistas de 260 metros de largo y 40 metros de ancho.
  • Saltos: esta modalidad consiste en realizar acrobacias en el aire. Tras pasar por una rampa, el participante se alza en el aire. Se valora el despegue,  la forma y la ejecución de la maniobra en el aire y el aterrizaje. Las diferentes puntuaciones de los jueces se multiplican por el grado de dificultad del ejercicio y se descartan las puntuaciones mayor y menor.

saltos.jpg

Vía: a-alvarez