Andorra: un paraíso para los deportes de invierno

¿Cuánta nieve eres capaz de esquiar? ¿Te vale un país entero? Estos días Andorra cuenta con unos 300 kilómetros de pistas esquiables repartidos en dos estaciones de esquí alpino, Vallnord y Grandvalira; a los que se suman los alrededor de 15 kilómetros de esquí nórdico de Naturlandia. Su emplazamiento, en pleno Pirineo, favorece las condiciones meteorológicas óptimas para la práctica de deportes de nieve: intensas nevadas que, en combinación con los cañones de nieve artificial, permiten tener una nieve de extraordinaria calidad como la que se puede disfrutar en éstas semanas.

La versatilidad de sus montañas y la ingente cantidad de kilómetros esquiables permiten, además, que la oferta de deportes de invierno que ofrece el Principado sea inmensa. Por supuesto, el esquí alpino es el rey de las pistas, en todas sus modalidades y dificultades; pero el snowboard no se queda atrás, y la cantidad de de tablas de snow que se ven en las pistas es enorme. Es normal: Grandvalira cuenta con cuatro espacios dedicados especialmente a los planchapistas, con circuitos de saltos y demás atracciones para los más atrevidos.

Pero la cosa no acaba ahí: pistas cronometradas, trineos tirados por perros, circuitos de naturaleza, esquí fuera de pista o submarinismo bajo el hielo son tan solo unos pocos ejemplos de los deportes de invierno que puedes hacer en Andorra… si te atreves. Porque si eres principiante no creas que no te puedes divertir. La estación de Vallnord cuenta con divertidos trineos, equipos de trikkie esquí y demás accesorios para pasarlo bien en la nieve sin necesidad de calzarse las botas.

Si quieres más información sobre cómo llegar o qué más cosas que hacer en el Principado de Andorra, pásate por nuestro post o visita su página en Facebook para estar informado de las últimas noticias.