Grandavlira exporta su éxito a Turquía y Argentina

Grandavlira es una de las estaciones de la península con más importancia turística. Los más de 200 kilómetros esquiables de la estación andorrona son todo un enorme atractivo para los aficionados a los deportes de invierno. Ahora se pretende exportar su éxito a países emergentes donde las instituciones públicas y la empresa privada intentan rentabilizar al máximo el turismo asociado a la nieve.

La responsable de este proyecto será PGI Management, una firma especializada en construcción y gestión de estaciones de esquí filial de Saetde que es una de las propietarias de Grandvalira. Se prevé difundir el espíritu turístico y de negocio en países como Argentina o Turquía.

La idea es sencilla pero los medios complejos. Se trata de crear nuevas instalaciones o renovar las ya existentes en países con menos tradición en la explotación de infraestructuras turísticas asociadas a la nieve. Para ello PGI Management traslada a varios de sus integrantes a los países interesados con el fin de asesorar en la puesta en marcha de una estación de esquí.

Es aquí donde el proyecto gana complejidad. Poner en funcionamiento una estación de invernal implica esfuerzos en muchas direcciones. Desde el diseño, la construcción de remontes, escuelas de esquí, hasta la la formación del personal habitual que trabajarán en las infraestructuras, pasando por el marketing y la puesta en marcha de campañas de publicidad. Todo ello con el fin de que la nueva estación se consolide como un punto de atracción turística en el territorio en el que se encuentra.

Grandvalira será el ejemplo del que partirán los diseñadores para lograr este objetivo. Desde PGI Management prevén facturar  más de un millón de euros trasladando su experiencia en el sector a instituciones públicas y empresas privadas deseosas de abrir mercado en el turismo asociado a los deportes de invierno. De momento serán Argentina y Turquía, pero las previsiones son llevar la experiencia andorrana a la India, Japón o Rusia.

Fuente: Expansión